Superando el Impacto de la Situación Financiera POST COVID-19

Creo que esta situación nos da la oportunidad de trabajar más en equipo, todos necesitamos aportarle más valor a la comunidad. Vamos a traer en cierto sentido un déficit y vamos a tener más deudas acumuladas y cuentas por pagar, ya sea la renta, quizá negociamos con nuestros inquilinos o con nuestro rentero, como clientes vas a tener que negociar con tus proveedores y como proveedor tendrás que negociar con tus clientes. Esta situación nos da la oportunidad de ver cómo todo es un sistema y que, lo que le afecta a una persona le afecta otra y esas afectan a otras como una reacción en cadena. Por lo tanto, la honestidad de uno afecta a muchos y la deshonestidad de uno afecta a muchos también, es momento de definir que tipo de persona quieres ser y con qué tipo de personas quieres interactuar y hacer equipo. La adversidad siempre trae a la luz el qué hacer y la fortaleza de cada persona, así como también expone las debilidades, así que es una buena oportunidad para crecer y mejorar.

Por un lado, vemos el tema económico como un efecto en cadena, nos afecta al estar todos unidos de un modo o de otro, esto puede ser una gran oportunidad de crecimiento y una gran oportunidad de consolidar más a los equipos de trabajo, cadenas productivas o la sociedad en sí. Ojalá que no nos vayamos para el otro lado, en donde poniendo como pretexto que hay cierta necesidad, o porque hay cierta escasez o porque no estamos pasándola bien, entonces justificamos la situación para quitarle algo a alguien o justificamos ser deshonestos o peor aún, ser destructivos.

Esta situación puede ser destructiva para una sociedad igual que el comportamiento de un virus que trae alguien y se convierte en pandemia, se lo pega a otro y afecta a otro y afecta a una familia y luego un país y al mundo entero. Inclusive, puede iniciar desde la deshonestidad, robo, injusticia hasta un político, un juez, una persona que represente una autoridad, un empresario, un millonario, un billonario, entre otros. Y obviamente entre más influencia tienes en el mundo, las acciones destructivas o constructivas afectan a muchas más personas, pero cada uno somos responsables de nuestras acciones y de lo que estamos infectando al mundo, estamos contagiando nuestro círculo cercano de una cura y de bienestar o de más enfermedad a través de nuestra actitud y acciones.

En la realidad, cualquier persona que se levanta todos los días y actúa de una manera honorable, cuida de su prójimo, es respetuoso con su familia y con sus vecinos, genera un círculo virtuoso muy lindo y genera ese ejemplo e inspira a sus hijos, familia, colaboradores de una forma positiva y viceversa. Alguien que hace lo contrario,  es violento, irrespetuoso o deshonesto, inclusive con que se la pase quejándose y lastimando con sus comentarios en lugar de ayudar, contagia también ese comportamiento, pero en el sentido negativo tal y como se comporta un virus.

Creo que en la sociedad, el comportamiento es como un virus, puede ser de bienestar o malestar ¿No crees? Entonces es momento de sentarse a reflexionar de qué te quieres infectar y tú de qué quieres infectar al mundo o por lo menos a la gente que te rodea, de cosas positivas o negativas. Además, es de lo que te infectas a ti mismo o a ti misma, recuerda que también lo que practicas se fortalece en tu propia persona y en cierto sentido, también te infectas de eso que sea que practiques con tus acciones y actitudes.

Entonces, la situación financiera POST COVID-19 sin lugar a dudas, va a ser más difícil que como estaba financieramente antes de COVID-19. Sin embargo, más que la situación financiera, veo varias oportunidades como sociedad, es momento de ponernos la camiseta, trabajar en equipo, ver nuestra responsabilidad y sentarnos a hacer una estrategia para saber cómo cada uno de nosotros hacemos un efecto en común, y creo que podríamos darle la vuelta rápido. 

Sin lugar a duda, para nosotros como empresa y como empresario, ha sido difícil y hay muchos retos,  menos ventas, menos ingresos, mantener al equipo de trabajo y a la familia que has construido mantenerla unida, la nómina y el ritmo de trabajo que tenemos y seguimos empujando para ver crecimiento, se tiene que trabajar más y mejor para obtener peores resultados pero así pasas la tormenta. En VEQ lo estamos logrando inclusive empezando proyectos nuevos. Estamos pensando que la situación va a mejorar, pero eso tiene que ver con las decisiones de toda la sociedad. Además, vemos cosas positivas como los intereses bajos en los créditos que debe fomentar más compras de bienes y raíces.

Estamos muy entusiasmados de crecer, también estamos viendo cómo crecer a otros rubros haciendo alianzas y trabajar en equipo con otros empresarios que también quieren trabajar más duro y sostener la economía de nuestra comunidad. Crear estas alianzas y estos lazos también surgen de la necesidad de vernos en esta situación complicada. Creo que vamos a poder terminar al paso de un año o año y medio mucho más sólidos, más fuertes, con mejores alianzas que con las que teníamos antes ¿No crees? Entonces, por ese lado creemos que es bastante bueno;   

1- Reconocer tu status actual y no pretender.

2- Ver tus oportunidades y también tus retos.

3- Hacer plan para cada una de las oportunidades y cada uno de los retos.

4- Hacer alianzas.

5- Pedir ayuda y ser honestos.

6- Estar dispuestos a trabajar más duro y tener menos por ahora.

Te deseo la mejor de las suertes y gracias por leer y tomar en cuenta mi experiencia, espero algo positivo agregue a tu vida, ¡Abrazo fuerte!

Jack Levy